Martes, 31 Marzo 2015 06:08

Caso Clínico Esquizofrenia Manifestaciones Clínicas

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)

“Los hombres no son prisioneros del destino, sino prisioneros de su propia mente.” Decía Franklin D. Roosevelt. 

Prefacio

La palabra esquizofrenia es un neologismo creado por el psiquiatra suizo Eugen Bleuler en 1912, proviene del griego clásico σχίζειν schizein dividir y φρήν phrēn, mente.  En algunas ocasiones se ha mal interpretado su etimología, pensando que se refiere a dos mentes, cuando en realidad se refiere a una mente dividida.

Sin lugar a duda los procesos cognoscitivos y neurofisiológicos del cerebro en el ser humano, son el origen de nuestro comportamiento y emociones, actualmente ha quedado demostrado a lo largo de los años y de los diferentes estudios que se han realizado sobre este tema, lo delicado que es mantener el equilibrio del mismo, donde inclusive ligeras alteraciones de algún neurotransmisor o bien el exceso o deficiencia de los mismos pueden llegar a dar origen a diferentes patologías o alteraciones. El adecuado funcionamiento de esta fina maquinaria donde reposa nuestra mente, permite mantener una calidad de vida satisfactoria, sin embargo cuando ésta se ve alterada nos encontramos ante anomalías, que darán como consecuencia la transformación de los procesos cognitivos y emocionales de las personas y peor aún de su percepción e interpretación de la realidad como es el caso de la esquizofrenia.

Desgraciadamente muchas de las personas que padecen esta enfermedad, no comentan ni hacen públicos sus síntomas hasta que se encuentra en estado avanzado,  al principio por desconocimiento y posteriormente por miedo a la no aceptación por parte de sus familiares y amigos.   En las siguientes páginas abordaremos el tema de un caso clínico, sus principales manifestaciones, cuáles serían los criterios para determinar su diagnóstico, así como la neurobiología del trastorno y la afectación tanto para el paciente como para sus familiares y compañeros.

Selección y Justificación del caso

“El cerebro no es un vaso por llenar, sino una lámpara por encender.” Bien decía Plutarco

Sin lugar a duda, la esquizofrenia no es una patología que brinde apertura para su diagnóstico, por el contrario muchas de las personas que lo padecen tienden aislarse por lo cual no facilitan su tratamiento, asimismo al inicio de los manifestaciones de la esquizofrenia puede llegar a confundirse con padecimientos como el trastorno esquizoafectivo, el esquizoide, el esquizotípico o el esquizofreniforme, por lo cual para tener un correcto diagnóstico es necesario siempre asistir con un profesional de la salud mental, mismo que puede ser psicólogo o psiquiatra, sin embargo en el caso de este padecimiento es de mayor beneficio tanto para el paciente como para los familiares que sean tratados por un psiquiatra, esto por el tratamiento farmacológico que deberán tener, el problema radica en que la persona que padece la esquizofrenia, no acepta que tiene un problema y en la mayoría de los casos son los últimos en aceptar o darse cuenta que tienen un problema de salud mental.

Como su nombre lo indica la esquizofrenia se manifiesta por una alteración en la percepción de la realidad y son normalmente identificados bajo el paradigma de “locura”, donde encontramos con mayor frecuencia comportamientos extraños, bizarros y fuera de lo normal que evolucionan de períodos esporádicos a una forma crónica que terminará generando un deterioro de la personalidad, procesos cognitivos, estados emocionales y la consecuente desadaptación social.

Generalmente comienza durante la adolescencia temprana o intermedia hasta la adultez baja y se sub clasifica en los siguientes tipos: desorganizado, catatónico, paranoide, residual, indiferenciado, actualmente existen varias teorías que pretenden explicar su origen entre las cuales encontramos: la genética, la dopaminégica, del neuro desarrollo, así como diversos factores de riesgo como pueden ser los sociales y ambientales, estas teorías sostienen que la esquizofrenia se produce entre otras cosas por una deficiencia en las conexiones sinápticas encargadas de transferir o enviar información hacia los lóbulos frontales, afectando de esta manera la información enviada al sistema límbico, tálamo y corteza frontal.

De esta forma se incrementa la cantidad de información que recibe la corteza cerebral ocasionando una incapacidad para procesar de manera adecuada la información y causando fallas en los procesos cognitivos mentales, se cree que el exceso de información es producido por una gran cantidad de dopamina, la cual puede ser el resultado de una sobreproducción de la misma o por una alteración de los receptores cerebrales, por tal motivo es importante realizar estudios que incluyan resonancias magnéticas para comprobar el adecuado funcionamiento neuronal.

Desgraciadamente no tratarse a tiempo se convierte en un padecimiento difícil de controlar que afecta la calidad de vida de las personas y lo más importante es que tiene un alto índice de suicidio e incapacidad. Por tal motivo el objetivo planteado en este estudio de caso consiste en que el lector pueda comprender este padecimiento que ha mermado la vida de tantas personas a lo largo del mundo.

Desarrollo del caso

“Puesto que estamos destinados a vivir nuestras vidas en la prisión de nuestra mente, al menos amueblémosla bien.” Bien decía Peter Alexander Ustinov.

Este caso de estudio no fue realizado utilizando material de internet ni de ningún otro acervo médico, esto fue motivado por varias razones: la primera y más importante de ellas, radica en que al estar estudiando para convertirme en psicólogo, es decir en un profesional de la salud mental, debo de tener la capacidad necesaria para poder determinar los padecimientos de una persona de acuerdo a sus características clínicas y obviamente poder reconocer las particularidades de su comportamiento.  La segunda fue por la satisfacción que obtuve al realizar el caso final de psicopatología I de mi familiar Alberta y la tercera es por la relación que viví desde pequeño con mi familiar Ana Paola, ella es doce años mayor que yo, pero por diversas situaciones, cuando mis padres viajaban mucho por cuestiones de trabajo, vivimos durante mucho tiempo juntos en casa de mis abuelos maternos, por lo cual fue una relación muy estrecha para mí a continuación presento la descripción del caso desde su infancia hasta la actualidad.

Antecedentes

Infancia

“A veces la infancia es más larga que la vida.” Opinaba Ana María Matute

de acuerdo a lo comentado por mis abuelos y mi tía, madre de Ana Paola, ella era una niña completamente normal, de hecho era altamente inteligente, sensible y muy cariñosa con las personas, esto fue así hasta que cumplió la edad de cinco años, cuando su padre Alberto, decidió robársela y sin autorización decidió escaparse del país, las razones que lo llevaron a tomar esa decisión, son aún desconocidas para mí, los familiares sostienen que Alberto tenía un temperamento bipolar muy arraigado, y cuando pasaba al polo de excitación realizaba acciones de las que luego se arrepiente, el hecho es que después de un pleito fuerte que sostuvo mi tía, madre de Ana Paola, tomó la decisión de sustraerla del hogar y llevársela con el fuera de México, no sin antes noquear de un golpe a mi bisabuela que en ese momento la estaba cuidando, Ana Paola estuvo desaparecida más de tres meses hasta que finalmente la encontraron y posteriormente mi tía se divorció de Alberto y se quedó con la custodia de la niña.

A partir de este momento Ana Paola cambió la conducta de forma radical, era como si  culpara a su madre de las acciones de su papá, a partir de ese momento siempre se portaba irrespetuosa, grosera, imperativa y sobretodo agresiva con las personas, sin embargo siguió siendo una alumna de excelencia sacando prácticamente promedio de diez durante todos los estudios primarios, de esta manera concluyó su periodo de infancia hasta llegar a la adolescencia.

Adolescencia

“La adolescencia es una enfermedad que se cura con el tiempo.” Opinaba Vidal.

Adicionales a los problemas que trae consigo la etapa de la adolescencia, Ana Paola intensificó sus etapas agresivas infantiles para convertirse en verdaderos zafarranchos que le duraban semanas, durante la adolescencia temprana ese fue la constante de su comportamiento, una exacerbación en sus conductas agresivas principalmente hacia su madre, sin embargo durante la adolescencia media, comenzaron la aparición de nuevos comportamientos, donde sostenía que las personas buscaban hacerle daño, se volvió desconfiada y retraída de comentar sus pensamientos abiertamente, la explicación que le dieron en ese momento fue que no había superado sufrimiento que vivió cuando su padre Alberto la robo.

Es a partir de la adolescencia tardía que a mí me constan los comportamientos y conductas que tenía, durante esta etapa incrementó considerablemente su desconfianza a las personas y comenzó a tener ideas como las que expongo a continuación:

  • Brujería; afirmaba que la brujería existe y que habían personas que estaban embrujándola y por eso le iba mal en cualquier actividad.
  • Envenenada; comenzó a creer que las personas la querían envenenar, por tal motivo tenía que supervisar la preparación de la comida, a menos que fuera en un restaurante donde si podía comer pero los refrescos tenían siempre que ser de lata y cerrados.
  • Robo de cosas; sostenía que las personas se le acercaban exclusivamente para quererle robar algo.
  • Robo de ideas; este caso era un poco más complejo ya si ella decidía entablar una conversación con alguna persona y le comentaba algo que quisiera realizar, a partir de ese momento sostenía que su interlocutor ya la había robado la idea y que la realizaría sin su consentimiento.

Durante la adolescencia tardía finalizó con honores sus estudios de bachillerato y fue admitida a la Universidad iberoamericana donde ingresó a la carrera de ciencias políticas, donde mantuvo su alto nivel académico al ser premiada en diferentes ocasiones por ser la mejor alumna de su carrera.

Adultez

“Cuando crezcas, descubrirás que ya defendiste mentiras, te engañaste a ti mismo o sufriste por tonterías. Si eres un buen guerrero, no te culparás por ello, pero tampoco dejarás que tus errores se repitan.” Bien decía Paulo Coelho.

Sin lugar a duda la primera etapa del adultez de Ana Paola, continuó siendo marcada por los comportamientos descritos durante su adolescencia tardía, prácticamente cuando estaba por concluir la licenciatura de ciencias políticas, donde seguía siendo la mejor alumna de la carrera, cuando decidió de un día para otro, abandonar, dejar definitivamente sus estudios profesionales y dedicarse a cantar. Al igual que mi familiar, Ana Paola cantaba desde muy temprana edad, la diferencia es que Sandra heredó su voz de manera natural y nunca tomó clases de canto y Ana Paola tomó clases desde los seis años de edad. Para el momento que toma la decisión de abandonar la carrera, realmente su voz era muy profesional, las personas se recomendaban que se dedicara a la ópera por la profundidad y capacidad que tenía su aparato bucal, sin embargo ella decidió entrar a trabajar como cantante en el grupo de un profesional musical, fue justamente a raíz de sus cambios de hábito, de ser una persona diurna y comenzar sus actividades a las siete de la mañana se volvió en un abrir y cerrar de ojos en una persona nocturna, porque los eventos donde cantaba con el grupo eran principalmente bodas y centros nocturnos donde terminaba de laborar a las cuatro o cinco de la madrugada, siempre fue a estos eventos acompañada de su madre, mi abuela, y en ocasiones hasta yo iba, claro que me dormía en el coche, aunque siempre he sido algo desvelado, era demasiado tarde para mí, en ese tiempo haber estado prácticamente concluyendo mis estudios primarios.

Durante esta etapa comenzaron a presentarse los siguientes comportamientos adicionales a los que venían presentándose desde la adolescencia:

  • Falta de sueño; etapas prolongadas e insomnio, pesadillas recurrentes y angustiosas.
  • Magnificencia; durante esta etapa creía que iba hacer la mejor cantante de México, que su voz era única e inigualable.
  • Ilusiones; por el solo hecho de conocer una persona que le gustara, se imaginaba casada y como cuento de hadas viviendo felices para siempre, aunque hubiese conocido esta persona por cinco minutos y no la hubiese vuelto a ver jamás.

Al llegar a la etapa media del adultez, su padre toma la decisión de suicidarse, acto que la afectó notablemente Ana Paola, algunos años después fallece mi tía justamente el día que la daban de alta después de una operación de corazón por la equivocación de una enfermera al aplicarle por error un medicamento que era para otra paciente, a partir de este punto Ana Paola se volvió completamente desconfiada de todas las personas que la rodeaban, incluso de sus propios abuelos, aproximadamente seis meses después del fallecimiento de mi tía, también fallece mi abuela y cuatro meses después mi abuelo, por lo que en el mismo año calendario perdió a su madre y a sus abuelos, es importante aclarar que desde niña mi tía y Ana Paola siempre vivieron con mis abuelos.

Desde ese momento en adelante se volvió rencorosa y vengativa con las personas, recuerdo que un novio que tuvo que era de profesión baterista y tenía alergias al pelo de gato, por un simple pleito que tuvieron. Todo el pelo de gato que pudo y lo metió dentro de la batería, cuando su novio comenzó a tocar en el evento y el pelo del gato salió terminó hospitalizado, acto que le causaba una gran hilaridad Ana Paola, los sentimientos paranoicos crecieron al punto que de un día para otro remató la casa que la habían heredado mis abuelos por mucho menos de la mitad de su valor porque pensaba que las personas la querían matar para quedarse con ella.

Actualidad

“Hoy es siempre todavía.” Decía Antonio Machado

Actualmente Ana Paola se encuentra en los 50 altos, se casó por primera vez en los cuarentas medios, donde duró muy poco tiempo de casada, ha vendido varios inmuebles que han sido de su propiedad por temor a que la gente la mate y se quede con ellos, por lo que actualmente vive en casas de algunas amistades durante períodos medios de tiempo, para que nadie conozca donde habita. Desgraciadamente al paso de los años se ha incrementado tanto la frecuencia como la intensidad de sus pensamientos y alucinaciones, por lo que vive prácticamente retraída del mundo exterior, aunque su capacidad verbal y cognitiva no parecen estar tan afectadas, a continuación enunció los principales síntomas positivos y negativos que presenta:

Positivos Negativos

Contenido del pensamiento

  • Delirio de persecución
  • Delirio de inserción
  • Delirio de robo
  • Delirio de grandeza

Curso del pensamiento

  • Descarrilamiento
  • Circunstancialidad
  • Ilogicalidad
  • Taquilalia

Percepción

  • Auditivas
  • Visuales
  • Táctiles
  • Olfativas
  • Gustativas
  • Cenestésicas

Comportamiento

  • Aseo e higiene
  • Falta de persistencia
  • Inercia
  • Nulo interés relaciones sociales

Afectividad

Pobreza afectiva

  • Expresión facial inmutable
  • Movimientos espontáneos

Durante un periodo de tiempo estuvo en terapia, pero al no ser constante en el tratamiento y desconfiar de los terapeutas cuando le sugerían que debería de tomar medicamentos, adicional a su ingreso a la dianética donde la convencieron que los psiquiatras y psicólogos no son capaces de ayudar en ningún proceso curativo y que solamente son ellos los que tienen la capacidad por medio de “auditaciones”, de darle solución a los problemas que tienen las personas.

Por tal motivo Ana Paola no cree que tenga ningún tipo de alteración en su pensamiento, lo cual sería el primer paso para comenzar su proceso de readaptación sanación e incorporación a tener una calidad de vida adecuada para ella y para todas las personas que la rodean.

Análisis del caso.

 “Las cadenas de la esclavitud solamente atan las manos: es la mente lo que hace al hombre libre o esclavo.” Decía Franz Grillparzer

Aproximadamente el 1% de la población en general padece esquizofrenia, por lo que podemos deducir que una de cada 100 personas sufrirá este padecimiento lo largo de su vida, las características propias de este padecimiento se mantienen a lo largo de las diferentes creencias, puras, países y religión. Sin embargo existe una prevalencia sobre el género femenino para la esquizofrenia tipo paranoide.

Actualmente existe una clara evidencia que las personas que tienen parentesco de primer grado con alguien que padece este trastorno, produce un incremento del 1% al 10% de probabilidad, adicionalmente las personas que tienen parentesco en segundo grado también incrementan las probabilidades de padecerla sobre la población general, el caso que mayor riesgo conlleva es para los gemelos monocigóticos, donde la probabilidad aumenta de 40% a 65%, inclusive investigaciones actuales han descubierto que las personas con esquizofrenia tienen mayores índices de mutaciones genéticas fuera de la media poblacional.

Algunos estudios sugieren que el factor hereditario, no solo marcará el desarrollo del padecimiento, sino que será coadyuvante en la definición de sus características, evolución y gravedad del mismo.  Existe una corriente que sostiene que probablemente el trastorno tenga sus inicios, desencadenado por algún suceso que haya sido de alto impacto en la vida de las personas.

Adicionalmente las personas con esquizofrenia mantienen diferencias en la anatomía y fisiología cerebral, por ejemplo se ha demostrado que los ventrículos son mayores en el caso de pacientes que padecen este trastorno, diagnosticar adecuadamente la esquizofrenia no es sencillo y se realiza frecuentemente por la existencia alucinaciones y transformación de la realidad.

En el caso de Ana Paola existen una variedad de periodos paranoicos acompañados de alucinaciones, sin embargo para poder realizar un diagnóstico adecuado y tener mayor certeza es indispensable basarnos en los criterios diagnósticos establecidos en el DSM-IV.

Criterios diagnósticos.

“Los días pueden ser iguales para un reloj, pero no para un hombre” decía Marcel Proust.

Por ser una enfermedad que tiene padecimientos que pueden confundirse con otros trastornos, es necesario el poder descartar otras enfermedades para tener un diagnóstico adecuado.  Aunque no existen exámenes que puedan diagnosticar la esquizofrenia de facto, los profesionales de la salud mental deben realizar exámenes físicos así como análisis de laboratorio y estudios del cerebro, como gammagrafías (resonancia magnética, tomografía) para poder determinar si la persona padece en efecto algún tipo de esquizofrenia.

El estudio clínico del paciente puede incluir información sobre:

  • Duración de los síntomas.
  • Antecedentes genéticos y familiares
  • Cambio en capacidad para desempeñarse
  • Antecedentes del desarrollo
  • Abuso de sustancias o estupefacientes
  • Problemas de salud
  • Tipos de medicamentos que utiliza

El Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM IV), por sus siglas en inglés (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders), establece los siguientes criterios diagnósticos para la esquizofrenia:

Criterios para el diagnóstico de esquizofrenia de acuerdo al DSM-IV

A. Síntomas característicos: Dos (o más) de los siguientes, cada uno de ellos presente durante una parte significativa de un período de 1 mes.

(1) ideas delirantes

(2) alucinaciones

(3) lenguaje desorganizado (p. ej., descarrilamiento frecuente o incoherencia)

(4) comportamiento catatónico o gravemente desorganizado

(5) síntomas negativos, por ejemplo, aplanamiento afectivo, alogia o abulia

Nota: Sólo se requiere un síntoma del Criterio A si las ideas delirantes son extrañas, o si las ideas delirantes consisten en una voz que comenta continuamente los pensamientos o el comportamiento del sujeto, o si dos o más voces conversan entre ellas.

B. Disfunción social/laboral: Durante una parte significativa del tiempo desde el inicio de la alteración, una o más áreas importantes de actividad, como son el trabajo, las relaciones interpersonales o el cuidado de uno mismo, están claramente por debajo del nivel previo al inicio del trastorno.

C. Duración: Persisten signos continuos de la alteración durante al menos 6 meses. Este período de 6 meses debe incluir al menos 1 mes de síntomas que cumplan el Criterio A (o menos si se ha tratado con éxito) y puede incluir los períodos de síntomas prodrómicos y residuales. Durante estos períodos prodrómicos o residuales, los signos de la alteración pueden manifestarse sólo por síntomas negativos o por dos o más síntomas de la lista del Criterio A, presentes de forma atenuada (p. ej., creencias raras, experiencias perceptivas no habituales).

D. Exclusión de los trastornos esquizoafectivo y del estado de ánimo: El trastorno esquizoafectivo y el trastorno del estado de ánimo con síntomas psicóticos se han descartado debido a: 1) no ha habido ningún episodio depresivo mayor, maníaco o mixto concurrente con los síntomas de la fase activa; o 2) si los episodios de alteración anímica han aparecido durante los síntomas de la fase activa, su duración total ha sido breve en relación con la duración de los períodos activo y residual.

E. Exclusión de consumo de sustancias y de enfermedad médica: El trastorno no es debido a los efectos fisiológicos directos de alguna sustancia o de una enfermedad médica.

F. Relación con un trastorno generalizado del desarrollo: Si hay historia de trastorno autista o de otro trastorno generalizado del desarrollo, el diagnóstico adicional de esquizofrenia sólo se realizará si las ideas delirantes o las alucinaciones también se mantienen durante al menos 1 mes.

Clasificación del curso longitudinal:

Episódico con síntomas residuales interepisódicos (los episodios están determinados por la reaparición de síntomas psicóticos destacados): especificar también si: con síntomas negativos acusados

  • Episódico sin síntomas residuales interepisódicos
  • Continuo (existencia de claros síntomas psicóticos a lo largo del período de observación); especificar también si: con síntomas negativos acusados
  • Episodio único en remisión parcial; especificar también si: con síntomas negativos acusados
  • Episodio único en remisión total

Otro patrón o no especificado

  • Menos de 1 año desde el inicio de los primeros síntomas de fase activa

Criterios para el diagnóstico de F20.0x Tipo paranoide [295.30]

Un tipo de esquizofrenia en el que se cumplen los siguientes criterios:

A. Preocupación por una o más ideas delirantes o alucinaciones auditivas frecuentes.

B. No hay lenguaje desorganizado, ni comportamiento catatónico o desorganizado, ni afectividad aplanada o inapropiada.

Codificación del curso de la esquizofrenia en el quinto dígito:

.x2 Episódico con síntomas residuales interepisódicos

.x3 Episódico con síntomas residuales no interepisódicos

.x0 Continuo

.x4 Episodio único en remisión parcial

.x5 Episodio único en remisión total

.x8 Otro patrón o no especificado

.x9 Menos de 1 año desde el inicio de los primeros síntomas de fase activa

Criterios para el diagnóstico de esquizofrenia de acuerdo al DSM-IV

A. Síntomas característicos: Dos o más de los siguientes, cada uno de ellos presente durante una parte significativa de un período de un mes:

  1. Ideas delirantes
  2. Alucinaciones
  3. Lenguaje desorganizado
  4. Comportamiento catatónico o fuertemente desorganizado
    1. Síntomas negativos

Si las ideas delirantes son extrañas, o si las ideas delirantes consisten en una voz que comenta continuamente los pensamientos o el comportamiento del sujeto, o si dos o más voces conversan entre ellas con un solo síntoma basta.

B. Disfunción social/laboral: Durante una parte significativa del tiempo desde el inicio de la alteración, una o más áreas importantes de actividad, como son el trabajo, las relaciones interpersonales o el cuidado de uno mismo, están claramente por debajo del nivel previo al inicio del trastorno.

C. Duración: Persisten signos continuos de la alteración durante al menos seis meses. Este período de seis meses debe incluir al menos un mes de síntomas que cumplan el Criterio y puede incluir los períodos de síntomas prodrómicos y residuales.

D. Exclusión de los trastornos esquizoafectivo y del estado de ánimo: Se han descartado debido a:

1) No ha habido ningún episodio depresivo mayor, maníaco o mixto concurrente con los síntomas de la fase activa

2) Si los episodios de alteración anímica han aparecido durante los síntomas de la fase activa, su duración total ha sido breve en relación con la duración de los períodos activo y residual.

E. Exclusión de consumo de sustancias y de enfermedad médica: El trastorno no es debido a los efectos fisiológicos directos de alguna sustancia como droga, medicamento estupefaciente o de una enfermedad médica.

F. Relación con un trastorno generalizado del desarrollo: Si hay historia de trastorno autista o de otro trastorno generalizado del desarrollo, el diagnóstico adicional de esquizofrenia sólo se realizará si las ideas delirantes o las alucinaciones también se mantienen durante al menos un mes.

Clasificación del curso longitudinal:

Episódico con síntomas residuales interepisódicos, es decir los episodios están determinados por la reaparición de síntomas psicóticos destacados.

Episódico sin síntomas residuales interepisódicos, existe una continua existencia de claros síntomas psicóticos a lo largo del período de observación.

Episodio único en remisión parcial /  total

Menos de un año desde el inicio de los primeros síntomas de fase activa.

Principales comportamientos

Podemos dividir las manifestaciones en dos grandes grupos:

Síntomas positivos; Integrados por aquellas manifestaciones que las personas sanas no las suelen presentar y pueden afectar las siguientes áreas:

1. Pensamiento:

a. Contenido del pensamiento; los delirios serían el principal referente, siendo convicciones erróneas de origen patológico, donde el alcance de la realidad está restringido y las personas ven el delirio como la única realidad existente, los principales delirios que se pueden presentar son:

  • Delirio de persecución: La gente se siente seguida o espiada.
  • Delirio de referencia: Piensa que todo lo que pasa a su alrededor tiene como referencia el mismo, por ejemplo piensa que la televisión le manda mensajes a él.
  • Delirio de difusión: Siente que sus pensamientos son esparcidos hacia el mundo exterior y todos pueden escucharlos.
  • Delirio de inserción: Se piensa que alguien está poniendo pensamientos en la mente de las personas.
  • Delirio de robo: Sensación de que nos roban los pensamientos.
  • Delirio de control: Sensación de que los pensamientos han sido impuestos por una fuerza extraña y ajena al paciente.
  • Delirio de grandeza: La persona cree que tiene poderes o habilidades especiales. Cree que tiene la misión de salvar al mundo.
  • Delirio de tipo religioso: Se puede combinar con el delirio de grandeza por ejemplo, creer que uno es hijo de Dios.
  • Delirio celotípico o erotomaníaco: La persona está convencida de que su pareja le engaña y lo confirma con señales que aparecen en todos lados.

b. Curso del pensamiento; Normalmente se manifiesta a través de alteraciones en el uso del lenguaje y su manera de hablar nos da indicios significativos sobre su pensamiento trastornado, se puede clasificar en:

  • Descarrilamiento: Cambiar de un tema a otro sin relación.
  • Circunstancialidad: Perderse en el uso de grandes cantidades de detalles irrelevantes.
  • Tangencialidad: Contestar algo que no tiene nada que ver con la pregunta que se le ha formulado.
  • Incoherencia: Discurso incomprensible para el interlocutor.
  • Ilogicalidad: La persona llega a conclusiones erróneas e ilógicas.
  • Distraibilidad: La persona se distrae constantemente con cualquier estímulo externo y en cada distracción cambia de tema.
  • Asociaciones fonéticas: Determina La elección de las palabras por sus sonidos: Rojo-Cojo. Blanco-manco.
  • Taquilalia: La persona habla muy deprisa.

2. Percepción; Las alucinaciones se producen sin un estímulo externo, de tal manera que al verse engañado por sus sentidos no puede reconocer que su percepción esta únicamente dentro de su cerebro y no existe en el mundo exterior, pudiendo ser:

  • Auditivas: Pueden ser desde sonidos simples como silbidos o ladridos hasta voces, las cuales pueden ser agradables o desagradables, ya que pueden darle órdenes o insultar a la persona.
  • Visuales: La gente observa  formas o personas que en realidad no están presentes.
  • Táctiles: Hormigueo, quemazón, sensaciones de choques eléctricos, calor, frio.
  • Olfativas y gustativas: la gente percibe olores que no existen pudiendo ser desagradables. También puede notar sabores extraños en la comida.
  • Cenestésicas: sensaciones extrañas procedentes del propio cuerpo como presión o afectación en alguna parte del mismo.

3. Comportamiento; Normalmente los cambios en la conducta son ocasionados por los delirios y alucinaciones que sufren las personas y se ven reflejados en su vestimenta, apariencia y actitudes sociales, por ejemplo observar que una persona está charlando sola.

4. Estado vegetativo; Implica el control de las funciones corporales básicas como presentar: insomnio, sudores, mareos, palpitaciones, trastornos gastrointestinales, trastornos respiratorios.

5. Motricidad; abarca los movimientos corporales de la persona los cuales pueden presentarse a través de: inquietud corporal, movimientos extraños y absurdos, conducta repetitiva, agresivo.

Síntomas negativos; Comprenden las actividades que se realizaban cotidianamente y se dejan de hacer, se pueden llegar a confundir como pereza o mal comportamiento y pueden ser los siguientes:

1. Pensamiento y cognición (Alogia); Se manifiesta a través del empobrecimiento del pensamiento y de la cognición:

  • Pobreza en lenguaje: Las respuestas a las preguntas son monosilábicas o inexistentes, disminuyendo considerablemente el número de palabras que la persona emplea al hablar.
  • Pobreza en el contenido del lenguaje: El número de palaras empleado no disminuye, pero el contenido no expresa nada.
  • Bloqueo: Interrupciones bruscas de la charla sin capacidad de poder retomarla.
  • Latencia de respuesta aumentada: Tiempo exagerado de respuesta en la construcción de frases.

2. Comportamiento, (abulia y apatía); Se presenta como una falta de energía y de interés y puede manifestarse como:

  • Aseo e higiene: La persona muestra menos atención de lo normal a la higiene y el aseo, mostrándose descuidado y desaliñado.
  • Falta de persistencia: La persona permanece en casa sin realizar ningún tipo de actividad, o inicia una diligencia que no puede concluir.
  • Inercia: A la persona le resulta muy difícil iniciar una actividad de manera espontánea.
  • Otros: Disminución o nulo interés por las relaciones sociales.

3. Afectividad, (Anhedonia); dificultad para experimentar interés o placer por las cosas que antes le gustaba hacer o le inspiraban placer.

4. Pobreza afectiva; Se manifiesta como un empobrecimiento de la expresión de emociones y sentimientos, puede manifestarse en:

  • Expresión facial inmutable; la expresividad facial está reducida.
  • Movimientos espontáneos; disminuidos y escasez de expresión corporal
  • No contacto visual; elimina prácticamente todo contacto visual.
  • Ausencia o déficit de expresiones vocales al hablar;

5. Problemas cognitivos en la atención; Se manifiesta con problemas en la concentración y solamente puede realizar actividades de concentración de manera esporádica.

Posibles líneas de reflexión

 “Un camino de mil millas comienza con un paso.” Benjamin Franklin.

Haciendo una metáfora, la intervención psiquiátrica en el caso clínico de Ana Paola, le permitirá convertirse en una crisálida que está en proceso de  cambiar en mariposa, donde la oruga casi sin notarlo comienza a transmutarse generando grandes alas que le permitirán surcar los cielos, de la misma manera la terapia coadyuvada con los medicamentos, brindarán las bases para que Ana Paola, casi sin notarlo adquiera una mejor calidad de sus estados anímicos, donde las alucinaciones e ideas anormales terminen desapareciendo y prevalezca de esta manera a lo largo del tiempo.

Es muy claro que las personas que sufren de esquizofrenia cuando son tratados mediante terapias farmacológicas y psiquiátricas, se observa una clara mejoría en su calidad de vida, desgraciadamente muchas personas, estigmatizan o condenan etiquetando de manera permanente a las personas que sufren este padecimiento, llevándolo incluso al extremo de asemejarlo con una atrofia permanente de la personalidad y de sus capacidades cognitivas.  

Sin lugar a dudas este padecimiento produce en las personas una verdadera discapacidad afectiva, por tal motivo no podemos tener curaciones a medias, hay que sanar de raíz cada una de las sintomatologías que afectan a las gentes que tienen este padecimiento.  Pero no podemos dejar que todo el proceso de sanación recaiga únicamente en las terapias y el tratamiento farmacológico como decía Hipócrates “Que la comida sea tu alimento y el alimento tu medicina.”, por tal motivo y de manera adicional es conveniente que se ingieran los siguientes tipos de alimentos:

  • Altos contenidos de omega; en este caso podemos mencionar las semillas de linaza, las cuales pueden consumirse incluso como aceite prensado en frío para que no pierdan sus propiedades, o bien incorporar chía, así como almendras y salmón. (ayuda a prevenir trastornos emocionales)
  • Zinc; podemos encontrarlo en las semillas de calabaza así como las almendras y nueces. (reduce el nerviosismo)
  • Magnesio; predomina en las verduras de hojas verdes, así como la soya y el pescado de preferencia salmón.  (tiene una acción relajante)
  • Vitamina B6; en este grupo encontramos el aguacate, plátano, espinacas y nueces.  (facilita la transformación del triptófano para convertirlo en serotonina)
  • Ácido fólico; como la levadura de cerveza, brócoli soya, espinaca, aguacate y almendras. (equilibra la química cerebral)
  • Fenilalanina; nuevamente almendras, espinacas, aguacate y piña. (aminoácido que sintetiza la norepinefrina)
  • Tirosina; como espinaca, lechuga y manzana. (reduce la aparición de estados maniacos)
  • Triptófano; como el ajo, avena, cebolla, calabaza, ajonjolí, pescado y soya. (aminoácido precursor de la serotonina)

Neurobiología del trastorno (referentes orgánicos)

La esquizofrenia ha demostrado ser una enfermedad con una elevada heredabilidad (factor genético), aunque no se ha podido explicar el mecanismo de la transmisión familiar de este padecimiento.

También se ha descubierto que los pacientes con esquizofrenia presentan un exceso de dopamina o una sensibilidad muy elevada sobre este neurotransmisor, existe una convicción creciente de que los agentes antisicóticos actúan terapéuticamente disminuyendo la transmisión dopaminérgica central y coadyuvando el tratamiento de personas con esquizofrenia y correlacionada con un incremento en la cantidad de serotonina.

Por otra parte Ruiz (2010) comenta “El glutamato es un neurotransmisor capaz de actuar sobre cualquier neurona cerebral.  Existen cinco vías glutamatérgicas específicas que tienen relevancia en la fisiopatogenia de la Esquizofrenia.

Vías corticotroncoencefálicas: Vía descendente las cuales tienen un papel esencial en la regulación de liberación de neurotransmisores. Se proyecta desde las neuronas piramidales del cortex prefrontal a centros del troncoencéfalo:

• Núcleos del rafe: responsables de la neurotransmisión serotoninérgica.

• Locus coeruleus: encargado de la neurotransmisión noradrenérgica

• Sustancia negra: con neurotransmisión dopaminérgica.

• Área tegmental ventral: con neurotransmisión dopaminérgica.”

Asimismo en estudios realizados mediante resonancias magnéticas se ha comprobado lo siguiente (Ruiz 2010)

Como puede apreciarse en la tabla superior existe una marcada disminución del volumen craneal, de la sustancia gris, del volumen cerebral, del volumen frontal y temporal, así como en la densidad tisular.

Asimismo se ha comprobado lo siguiente:

  1. Incremento del volumen en los ventrículos laterales.
  2. Aumento de tamaño del asta temporal en los ventrículos laterales
  1. Incremento del volumen en el tercer ventrículo.

Los estudios coinciden en señalar la enorme complejidad de las alteraciones neuroquímicas subyacentes en la esquizofrenia, las cuales no pueden reducirse a un par de neurotransmisores, por el contrario involucran de manera directa una parte importante de los procesos neurobiológicos del cerebro.

Tratamiento farmacológico

Definitivamente debe de ser administrados exclusivamente por profesionales de la salud, en este caso psiquiatras o médicos autorizados, normalmente se utilizan los antipsicóticos que resultan muy eficientes para tratar los síntomas observados en esta patología y se pueden dividir en dos grandes tipos:

  • Primera generación o típicos: su función principal es por bloquear los receptores dopaminérgicos.
  • Segunda generación o atípicos: son los más usados actualmente y tienen como función bloquear los receptores dopaminérgicos y serotoninérgicos.

Factores de buen pronóstico

Aunque hemos apreciado lo largo de estas páginas que la esquizofrenia es sin lugar a dudas una enfermedad incapacitante, existen factores que pueden coadyuvar o disminuir la sintomatología como pueden ser: comienzo a una edad tardía, un ambiente familiar y social favorable, adecuado cumplimiento del tratamiento farmacológico y psicológico.

Factores de mal pronóstico

Entre ellos se encuentran que inicien una edad temprana con un progresivo incremento de la enfermedad, que exista una prevalencia de síntomas negativos, que hubiere trastornos de la personalidad previos, que exista esquizofrenia dentro de la familia.

Intervención del caso clínico

 “La vida no se ha hecho para comprenderla, sino para vivirla.” decía Jorge Santayana

Propongo para el caso de Ana Paola un tratamiento multimodal que incluya lo siguiente:

Tratamiento Psiquiátrico

Tratamiento Farmacológico (pudiéndose elegir de acuerdo a lo establecido por el psiquiatra: risperidona, olanzapina, ziprasidone y aripiprazole)

• Terapia cognitivo-conductual

• Terapia Familiar

• Terapia de modificación de conductas

• Terapia para control de la ansiedad.

El apoyo familiar se convierte en algo fundamental, debido a que Ana Paola padece Esquizofrenia del tipo paranoide, desde muy temprana edad, por lo cual, es muy posible que de no sentirse plenamente apoyada, pueda dejar la terapia, los medicamentos y recaer, lo que pueda ocasionar que pierda todo el avance conseguido, como decía C.C. Cortéz “Se alcanza el éxito convirtiendo cada paso en una meta y cada meta en un paso.”

Conclusiones

“Una creencia no es simplemente una idea que la mente posee, es una idea que posee a la mente.” Decía Robert Bolt.

Sin lugar a duda la esquizofrenia es una enfermedad del cerebro crónica, grave y en grados avanzados incapacitante, aproximadamente el 1% de la población mundial es afectada por este padecimiento.  Puede afectar a hombres y mujeres con la misma frecuencia, aunque en el hombre se presenta entre los 16 y 24 años, mientras que en la mujer sería entre los 20 y 34 años.

Las personas que la padecen viven en un continuo sufrimiento debido a sus falsas creencias producidas por las alucinaciones y delirios que experimentan, las cuales pueden hacer que crean que la humanidad está conspirando en contra de ellos y eso dificulta aún más el poder ayudar a quienes la padecen.

La línea de tiempo de la enfermedad es muy larga, por lo que genera un alto grado de discapacidad, de ahí radica la importancia de poder realizar una detección temprana y comenzar la medicación con antisicóticos lo antes posible, entre los principales medicamentos utilizados actualmente encontramos risperidona, olanzapina, ziprasidone y aripiprazole, los cuales deben ser forzosamente recetados por un profesional de la salud, ya sea médico o psiquiatra.  Desgraciadamente las personas que padecen esquizofrenia no cumplen en muchas ocasiones con el tratamiento, principalmente porque creen que no está enfermas o piensan por sus delirios que los quieren matar.

Adicionalmente el índice de personas con esquizofrenia que intenta suicidarse o lo consigue es más elevada que en la población normal, por lo que requieren una estrecha vigilancia por parte de los familiares, ya que los pacientes tienden a abandonarse a sí mismos, como decía Goethe “Cuando más desquiciada está la vida de la mente, más abandonada a sí misma queda la máquina de la materia.”


Referencias

  • Belloch, A., Sandín, B. (1996): Manual de psicopatología. McGraw-Hill Interamericana. España.
  • Obiols, Jordi, (1998), “Bases Biológicas de la Esquizofrenia”, España, Universidad Autónoma de Barcelona.
  • Ruiz, Jerónimo, et al. (2010), “Bases Neurobiológicas de la Esquizofrenia”, España, Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid
  • Sarason, Irwin. (2006). “Psicopatología psicología anormal”. México: Prentice Hall.
  • Sue, David. (2010). “Psicopatología comprendiendo la conducta anormal”. México: Cengage Learning.
  • Aliño, Juan. et al. (1995). “Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, DSM-IV”.” España: Masson

 

Visto 10221 veces Modificado por última vez en Viernes, 24 Abril 2015 04:58

2 comentarios

  • Enlace al Comentario Airegana Lunes, 12 Junio 2017 04:16 publicado por Airegana

    snoring causes and effects tenze24.tumblr.com best otc for nausea

  • Enlace al Comentario Afumisetac Martes, 23 Mayo 2017 14:26 publicado por Afumisetac

    nj board of pharmacy phone number tenze24.tumblr.com meilleur lait anti reflux

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.