Viernes, 10 Julio 2015 06:32

El costo de la incomunicación

Cuando el hombre descubre en sus silencios,
que su hermoso lenguaje se le agosta,
se le quema-confuso- en la garganta,
exhausto de sentido… sí, todo él,
lenguaje audaz del hombre,
se le ahoga- confuso en la garganta
y de su gracia original no queda
sino el horror de un pozo desecado
que sostiene su mueca de agonía .
José Gorostiza.
 
Publicado en Blog